Categoría: Gabriel Calles

Querida Milagros, querido Gabriel

Hoy, 7 de mayo, hace exactamente dos años que los defenestrados Minervini y sus secuaces ejecutaron el ERE en Madridec que mandaba a la calle a nuestros 25 compañeros. Muchas cosas han pasado a lo largo de estos meses, la primera y fundamental que Botella  – gracias a la constante presión de Milagros Hernández y Gabriel Calles– dio marcha atrás y ordenó la retirada del recurso interpuesto ante el Tribunal Supremo. Por lo demás, cada uno tendrá sus propias vivencias y recuerdos y cada cual sabrá en qué lugar de la balanza colocar  la experiencia de esta larga temporada.

Ahora que estamos a las puertas de cerrar una etapa y que no sabemos lo que el futuro nos deparará, queremos rendir nuestro Two champagne glasses making toastpequeño homenaje a Milagros y a Gabriel. Junto a ellos hemos aprendido a valorar la política más cercana; nos han demostrado día a día que ante la cerrazón de algunos no hay que ceder y que la constancia es una muy buena arma para conseguir un objetivo.

Sin su apoyo y sus ánimos la pelea de los 25 por la vuelta al trabajo habría sido mucho más ardua.

Por eso, hoy, nuestro brindis de aniversario va por ellos…

 

 

 

 

 

Anuncios

El hoyo de Castellana, al juzgado (EL MUNDO)

  • Las obras paralizadas del Centro Internacional de Convenciones llegan a los tribunales
  • FCC y Acciona reclaman por vía civil al Ayuntamiento de Madrid 17 millones adicionales
  • El Área de Urbanismo asegura que las empresas no han sufrido daños y perjuicios

Obras paralizadas del Centro Internacional de Convenciones que se iba...

Obras paralizadas del Centro Internacional de Convenciones que se iba a construir en la Castellana. R. CÁRDENAS

Marta Belver

El sol que nunca se pondría en Madrid, ideado por el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón, ha acabado en los tribunales sin haber llegado a lucir. El Juzgado de Primera Instancia nº56 va a ser el árbitro que dirima la guerra abierta entre el Ayuntamiento de la capital y la UTE concesionaria de las obras inacabadas del Centro Internacional de Convenciones por las cuentas pendientes del proyecto fallido.

El Área de Gobierno Urbanismo y Vivienda sostiene que el dinero que le adeuda a FCC y Acciona, las empresas adjudicatarias de la construcción del edificio, es de 14 millones de euros. Esta cantidad se sumaría a las facturas por valor de 23 millones de euros abonadas desde que comenzaron los trabajos en noviembre de 2008 hasta ahora (serían 37 millones de euros en total).

El desfase con el dinero que, a su vez, está reclamando la UTE por la vía civil es más que abultado: el cálculo de las compañías es que el coste de los trabajos ya realizados es de 48 millones de euros y que, además, tienen derecho a una indemnización de casi seis millones de euros «por daños y perjuicios». En números redondos, 16.809.818 euros más de lo que están dispuestos a ‘acoquinar’ en el Palacio de Cibeles.

Los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Madrid desconocían hasta ahora este procedimiento judicial abierto por el agujero junto a las Cuatro Torres. El coordinador General de Gestión Urbanística, Vivienda y Obras, Juan José de Gracia, ha desvelado esta semana su existencia en sede municipal ante una pregunta formulada por el PSOE, que ya ha solicitado formalmente que se le remita el expediente relativo a la reclamación formulada por FCC y Acciona. Las empresas han preferido no hacer declaraciones al respecto.

«Nuestra sorpresa, que es la misma que nos llevamos con la reclamación de los 32 millones por las obras de la Caja Mágica, ha sido enterarnos que se están dirimiendo en los tribunales nada menos que 48 millones de euros y no los 13,4 millones que figuraban como pendientes en la memoria de cuentas de Madridec [la empresa pública de la que dependió el proyecto hasta su disolución en diciembre de 2013», explica el edil socialista Gabriel Calles.

Paralización por la crisis

Gallardón decidió aplazar las obras del Centro Internacional de Convenciones por la crisis económica antes de marcharse al Ministerio de Justicia. Para entonces, lo único que se había hecho había sido horadar el suelo para la construcción del parking del inmueble, diseñado con forma de esfera, 70.000 metros cuadrados de superficie y una altura de 10 plantas.

El agujero varado en el que se quedó atascado el proyecto es lo que ha llevado ahora al Ayuntamiento de Madrid y a la UTE a los tribunales. Entre la documentación que el Área de Urbanismo y Vivienda ha aportado al proceso judicial está un informe de la sociedad mercantil Intemac S. A. que alega «la inexistencia de daños y perjuicios» a FCC y Acciona por la paralización de las obras y perita los trabajos realizados en 37 millones de euros. La «ejecución material» del proyecto en su conjunto se había presupuestado en 63 millones de euros.

Una ‘segunda vida’

Las consecuencias de la resolución de este conflicto judicial, en todo caso, las heredará el partido que tome el mando del Palacio de Cibeles después del 24 de mayo. El nuevo equipo de Gobierno tendrá que gestionar también la ‘segunda vida’ de la malograda parcela: la actual alcaldesa, Ana Botella, ha decidido enterrar definitivamente la idea original y sacar a concurso la explotación del terreno para que una empresa privada le dé un uso alternativo.

«Hemos estado cuatro años tratando de ver si había algún interés [en la construcción de un Centro de Convenciones] por parte de Ceim, el sector hotelero y el sector turístico, pero no existe ese interés», asegura Juan José de Gracia.

A Gabriel Calles le sorprende que en el Ayuntamiento de Madrid se llegue ahora a esta conclusión después de haber invertido, según sus cálculos, «más de 50 millones de euros» en cavar un hoyo: «Esto es, lo que en el lenguaje común, se conoce como despilfarro».

Un juez será el que determine ahora si la factura de ese proyecto fracasado se alarga aún más, como la sombra de ese ‘sol’ artificial que nunca llegó a salir.

http://www.elmundo.es/madrid/2015/03/26/55148631ca47411e308b456b.html

 

Gabriel Calles: “Si la inspección a Madrid Destino prospera le pediremos a Montoro que incluya esta empresa como defraudadora fiscal

COMISIÓN PERMANENTE DE PLENO DE LAS ARTES, DEPORTES Y TURISMO

El concejal socialista Gabriel Calles, en la Comisión de las Artes del mes de marzo, ha preguntado por la inspección abierta por la Agencia Tributaria a la empresa Madrid Destino, por liquidaciones del IVA de la extinta empresa Madrid Visitors & Convention Bureau.
El edil afirma que “llevamos todo el mandato denunciando los cambalaches a que nos lleva su empeño en sacar fuera del Ayuntamiento la gestión del turismo”, lo cual implica que estas empresas tengan que pagar impuestos. Y añade que “si la inspección a Madrid Destino prospera le pediremos a Montoro que la incluya como defraudadora fiscal, y al Ayuntamiento, y a su alcaldesa”.

Calles pregunta al Gobierno municipal si se siente capacitado para cobrar impuestos cuando los adeuda

COMISIÓN DE ECONOMÍA, HACIENDA Y ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

Madrid, 17 de marzo de 2015.- “¿Se sienten capacitados para exigir a los madrileños que sean cumplidores fiscales cuando ustedes no lo son?”. Esta es la pregunta que ha formulado el concejal del PSOE Gabriel Calles al Gobierno municipal en la comisión de Economía, Hacienda y Administración Pública del mes de marzo. Calles ha denunciado que la empresa Madrid Destino -“100% ayuntamiento”- adeuda impuestos y tasas del propio Ayuntamiento, que están en vía ejecutiva.

Ante este panorama, a Calles no le extraña que se publiquen titulares como el que rezaba que el Consistorio era “moroso de sí mismo”.

Asimismo, ha criticado el baile entre áreas, que se pasan la pelota sobre este asunto sin responder a las preguntas de la Oposición.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

El artículo de prensa al que Calles hace referencia:

El Ayuntamiento de la capital es moroso consigo mismo (Marta Belver EL MUNDO)

Gabriel Calles: “¿Vamos a pasar otro año sin plan estratégico para el turismo de Madrid?”

COMISIÓN DE LAS ARTES, DEPORTES Y TURISMO

 

Madrid, 13 de febrero de 2015.- El concejal del PSOE Gabriel Calles ha querido conocer qué actuaciones de promoción turística de Madrid tiene previsto acometer la recientemente constituida Asociación de Turismo de Madrid. En concreto, el concejal ha preguntado por el plan de estratégico presentado para este ejercicio, dado que el previsto para 2014 no llegó a ejecutarse.

Calles ha hecho especial hincapié en la composición de la mencionada asociación, donde los miembros de las administraciones pública son minoría frente al sector privado: cuatro frente a 16.

Se pregunta el concejal que, si Madrid ha recuperado el impulso turístico en los últimos meses, “¿para este viaje necesitamos estas alforjas?”, en referencia al nuevo organismo. Asimismo, ha recordado que el PSOE propuso la constitución de un consorcio con presencia de todos los agentes implicados.

Calles también ha recalcado que la valoración positiva de las actuales cifras turísticas no puede esconder que, durante los años previos, la ciudad perdió un importante número de visitas.

En la Comisión de Las Artes, Deporte y Turismo del mes de febrero, donde Calles ha valorado la situación  del turismo madrileño, el edil también se ha interesado por la elaboración del programa de patrocinios de 2015.

 

http://www.psoemadrid.org/noticias/view/gabriel_calles_vamos_a_pasar_otro_a_o_sin_plan_estrategico_para_el_turismo_de_madrid.html

 

Calles denuncia que el Ayuntamiento tiene una representación “testimonial” en la nueva asociación Turismo Madrid

PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

El concejal del PSOE Gabriel Calles ha preguntado, en el Pleno del Consistorio del mes de enero, sobre los efectos que tendrá para el turismo de la ciudad la creación de la asociación de Turismo Madrid, un ente compartido entre los Gobiernos local y regional para gestionar esta competencia. Calles ha subrayado que, pese aportar el 24,5 del presupuesto de la sociedad, el Ayuntamiento solo tiene una representación del 10% en la misma. “Una representación que no es ni testimonial”, ha apuntado el concejal.

Calles ha querido saber también en qué ha quedado el plan estratégico de turismo aprobado para 2014 y si se ha tirado el dinero que costó su desarrollo “a la basura”.

El edil defiende la participación y colaboración en el impulso turístico y, en este sentido, se pregunta por qué la secretaria de Estado de Turismo no participa en el nuevo organismo que está llamado a fomentar la imagen de la capital internacionalmente.

 

http://www.psoemadrid.org/noticias/view/calles_denuncia_que_el_ayuntamiento_tiene_una_representacion_testimonial_en_la_nueva_asociacion_turi.html

 

Desaparecen 14 obras de arte del Ayuntamiento (EL PAÍS)

  • Los bienes habían sido cedidos a una empresa municipal que quebró en 2013

Ana Botella, junto al concejal de Las Artes, Pedro Corral. / AYUNTAMIENTO DE MADRID

El descontrol del Ayuntamiento de Madrid (gobernado por el Partido Popular desde 1991) con su patrimonio artístico se ha agravado recientemente con la pérdida de 14 cuadros, que se suman a las 158 piezas de arte y objetos históricos que figuran en su inventario pero que no ha podido localizar pese a una búsqueda exhaustiva, y al oscuro episodio de la desaparición de una obra pictórica de la Junta de Retiro que provocó una agria polémica entre concejales y altos cargos del PP regional.

En el caso de estas 14 obras, el caso se agrava porque la Intervención General, que es quien denuncia su desaparición en un informe de marzo de 2014 al que ha tenido acceso EL PAÍS, “advierte de la existencia de un hecho supuestamente constitutivo de responsabilidad patrimonial en tanto en cuanto no quede debidamente justificada” su ausencia.

La Intervención cuantifica “una pérdida de al menos 85.938 euros, importe al que asciende el valor histórico con el que figuraban contabilizados” estas obras.

La pérdida conlleva una responsabilidad patrimonial, según la Intervención General

Esos “bienes de carácter artístico” estaban en manos de la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos (Madridec), que quebró y fue liquidada el 31 de diciembre de 2013. El Ayuntamiento asumió entonces sus activos, y fue durante el traspaso de bienes cuando se tuvo noticia de la pérdida. Siete de las obras pertenecían a la sociedad, y estaban valoradas en conjunto en 41.164 euros. Las otras siete (valoradas en 44.774 euros) habían sido cedidas por el Ayuntamiento a la empresa municipal para exhibirlas en sus instalaciones (oficinas, Palacio de Congresos, Caja Mágica, etcétera).

La quiebra de Madridec causó al Ayuntamiento 118 millones de pérdidas. Asumió además una minoración patrimonial de 86,6 millones, fundamentalmente por la caída de valor contable de sus infraestructuras, pero también por la desaparición de esos 14 bienes.

El patrimonio histórico-artístico del Ayuntamiento consta de 6.708 objetos, valorados en 46,6 millones (precio que se les dio cuando entraron en el inventario y que no es el actual). De ellos, 1.179 (valorados en 11 millones) deberían estar en dependencias municipales. La última actualización del inventario concluyó, pese a una búsqueda exhaustiva, que faltaban 158 piezas, que según adelantó EL PAÍS se dieron por perdidas. Su valor total sumaba 620.500 euros, aunque la valoración es orientativa. Incluía desde oleos del siglo XVII a muebles, jarrones y relojes históricos, alfombras, candelabros, etcétera.

Fuera del inventario también se registró la desaparición de una obra de Antonio de Felipe, valorada en 12.000 euros, de la Junta de Retiro. Tras informar de ello EL PAÍS, fue enviada de forma anónima y en mal estado a esta redacción. El episodio, investigado por la justicia, llevó a la presidenta del PP regional, Esperanza Aguirre, a intervenir ante el cruce de acusaciones entre concejales y altos cargos sobre su supuesta responsabilidad en la desaparición.

Antes de su quiebra, Madridec subastó 76 obras de arte para enjugar sus pérdidas. En junio de 2013 logró colocar 26 de las 51 piezas que sacó a subasta, e ingresó 322.500 euros. En noviembre subastó otras 25 y logró vender cuatro; se embolsó 25.091 euros. Entre los cuadros había obras de Manuel Millares, Antonio Clavé, Antoni Tàpies y José Guerrero.

El concejal socialista Gabriel Calles considera que la alcaldesa, Ana Botella, “tiene una responsabilidad” en la desaparición de estas obras, “por acción o por omisión”. El Grupo Municipal Socialista, que dirige Jaime Lissavetzky, denunció los agujeros en el inventario municipal y ahora pregunta: “¿Dónde están estos cuadros? ¿Se han utilizado como regalos a cargo de los madrileños? ¿Están en casa de alguien que no los piensa devolver?”.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/01/21/madrid/1421875391_850347.html

 

La empresa municipal Madridec extravió 14 obras de arte (EL MUNDO)

  • Son pinturas, serigrafías, grabados y candelabros de hierro valorados en 86.000 euros
  • El Área de las Artes del Ayuntamiento de Madrid no ha conseguido localizar las piezas
  • El PSOE considera que, por acción o por omisión, Botella ‘tiene una clara responsabilidad’

MARTA BELVER

Seis pinturas, un tríptico, varias serigrafías y grabados y un conjunto de candelabros de hierro forjado. En total, 14 piezas catalogadas como «bienes histórico-artísticos» habían desaparecido de las instalaciones Madridec cuando esta empresa pública, dependiente del Ayuntamiento de la capital, echó el cierre en diciembre de 2013.

Su ausencia está presente en el informe que la Intervención General del Palacio de Cibeles realizó tras la liquidación de la compañía, que se encargaba de la gestión de instalaciones municipales como el Madrid Arena y la Caja Mágica. En dicho documento no se detallan cuáles son esos objetos perdidos ni su antigüedad, pero sí que su valor asciende en conjunto a 85.938 euros.

El Grupo Municipal Socialista va a preguntar este jueves en la Comisión de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid dónde están las piezas que formaban parte de un catálogo de 189 artículos. «¿Se han utilizado como regalos a amigos a cargo de los madrileños? ¿Están en casa de alguien que no las piensa devolver? Por acción o por omisión, la alcaldesa Ana Botella tiene una clara responsabilidad patrimonial», señala el concejal Gabriel Calles, que añade que «si no dimite nadie los tribunales deberán actuar de oficio».

En el Ayuntamiento de Madrid no tienen respuestas para esas preguntas. Ni siquiera saben en qué momento se perdió el rastro a estos objetos custodiados por la empresa municipal constituida en 1988, la mitad de los cuales procedían del extinto Patronato de la Feria del Campo.

«A raíz de la no localización de estos bienes, el Área de las Artes requirió con fecha 25 de febrero de 2014 a la empresa Madrid Destino, como sucesora de la actividad de Madridec, un informe de las circunstancias por las que tales bienes no habían podido ser localizados y la realización de las gestiones averiguatorias oportunas tendentes a su localización», explican en el Área de Economía y Hacienda, que fue quien instó la búsqueda.

Apenas 20 días después llegaba la contestación requerida sin aportar ni la más leve pista para la resolución del misterio. Lo único que se decía es que cada una de las áreas de la compañía pública realizaría «la correspondiente actuación» para tratar de recuperar las piezas. Y en ese punto deben seguir, porque no hay más información al respecto.

No es la primera vez que el patrimonio histórico-artístico del Ayuntamiento de Madrid sufre ‘bajas’, algunas irrecuperables. En enero del año pasado ‘El País’ adelantó, a partir de una denuncia del PSOE, que casi 200 obras de arte se habían extraviado. La Inspección General de Servicios abrió entonces una investigación y logró encontrar 25 de ellas. El resto se dieron por perdidas.

 

http://www.elmundo.es/madrid/2015/01/22/54c04a51e2704e533f8b4574.html

Gabriel Calles en la Comisión de las Artes

 

 

 

Comisión de las Artes del lunes 19 de enero:

Pregunta n.º 2015/8000018, formulada por el concejal don Gabriel Calles
Hernansanz, del Grupo Municipal Socialista de Madrid, interesando
conocer “qué actuaciones ha realizado la empresa Madrid Destino para
ejecutar las deudas de clientes de dudoso cobro heredadas de la empresa
Madrid Espacios y Congresos SA”.

El Ayuntamiento valora en 19 millones la Caja Mágica, que costó 300

  • El inacabado Centro Acuático, con 54,5 millones invertidos, ha sido tasado en un tercio

El Centro Acuático, a medio construir, en el distrito de San Blas. / CLAUDIO ÁLVAREZ

El exalcalde de la capital Alberto Ruiz-Gallardon (Partido Popular, 2003-2011) encomendó a la empresa pública Madrid Espacios y Congresos (Madridec) la construcción de algunas de sus obras más emblemáticas, puesto que su deuda no computaba como municipal en el registro del Banco de España. Tres de esas grandes infraestructuras han resultado ruinosas, hasta el punto de que el valor económico que el Ayuntamiento les atribuye es muy inferior al coste de la obra, según un informe de la Intervención General, fechado el pasado 12 de marzo, al que tuvo acceso EL PAÍS.

La Caja Mágica, la única acabada, fue presupuestada en 140 millones de euros y terminó costando 294. El Ayuntamiento le otorga sin embargo un valor de 19 millones. En el Centro Acuático, un esqueleto junto a La Peineta, se han invertido 54,5 millones; la tasación privada encargada por el Ayuntamiento valora la construcción en 19 millones. El frustrado Centro de Convenciones, un agujero junto al paseo de la Castellana, ha costado 82,8 millones. El Ayuntamiento asigna a la parcela un valor de 25,7 millones, frente a los 79 millones en los que valoró el suelo Madridec. Esta empresa pública quebró en 2013, ocasionando una pérdida de 118,3 millones al Ayuntamiento.

Quiebra y disolución. Madridec, cuya actividad principal era, según el Ministerio de Hacienda, la explotación de instalaciones inmobiliarias, quebró y fue disuelta el 31 de diciembre de 2013.

El Ayuntamiento (gobernado por el PP desde 1991) aseguró que su viabilidad se vio “comprometida por el importante esfuerzo inversor en infraestructuras”.

118 millones de pérdidas. Al quebrar Madridec, el Ayuntamiento asumió su deuda, infraestructuras y proyectos inacabados. Se apuntó unas pérdidas totales de 118,3 millones de euros, que según fuentes municipales responden a la aplicación de criterios contables diferentes entre el Ayuntamiento y la empresa pública. Al traspasar los bienes inmuebles se revisó su valoración, lo que supuso una minoración patrimonial de 86,6 millones de euros.

Centro Acuático. Madridec asumió la construcción del Centro Acuático en 2006. Ubicado junto al estadio de La Peineta, debía tener aforo para 15.000 espectadores para albergar las pruebas de natación de unos Juegos Olímpicos que nunca llegaron. Su presupuesto inicial fue de 136,7 millones, pero en abril de 2011, cuando se decidió la “suspensión temporal de la obra” por “las circunstancias económicas y las políticas de recorte de gasto”, ya se había elevado a 192,5 millones (un 41%).

En total, el Ayuntamiento heredó un conjunto de contratos vigentes que ascienden a 181,3 millones de euros. La alcaldesa, Ana Botella, ha insistido en que la obra no se concluirá como estaba proyectada, por lo que los contratos tendrán que modificarse o cancelarse, previo acuerdo o pago de compensaciones.

Madridec invirtió en total 54,5 millones de euros de dinero público en la construcción del Centro Acuático. Sin embargo, su valor de mercado asciende ahora a 23,5 millones (19 millones por la construcción y 4,4 millones por el suelo), según la tasación realizada para el Ayuntamiento por Gestión de Valoraciones y Tasaciones SA.

La Caja Mágica

En su informe, la Intervención cuantifica una provisión de 92,3 millones para “adecuar la contabilidad municipal a los datos del balance de la empresa” pública. Considera que la minusvalía es “puramente contable” dado que el carácter público del inmueble (es decir, como no se va a vender, no se podrá comprobar que vale mucho menos de lo que costó).

El ‘agujero de la Castellana’. El Ayuntamiento cedió a Madridec en diciembre de 2010 la parcela junto al paseo de la Castellana, a la altura de las cuatro torres, en la que planeaba construir el Centro Internacional de Convenciones. Tan sólo se han realizado las obras correspondientes a la estructura bajo rasante; el proyecto como tal se ha abandonado, y el gobierno municipal planea licitar en breve la parcela para darle un uso comercial.

El valor del suelo que figuraba en los libros de Madridec asciende a 79 millones de euros; el Ayuntamiento se ha adscrito la parcela con un valor de 25,7 millones. La inversión total llevada a cabo asciende, según el informe de la Intervención, a 82,8 millones.

La Caja Mágica. Inaugurada en 2009 en el distrito de Usera, era la “joya de la corona” del proyecto olímpico. La obra se inició en 2006 con un presupuesto de 139,8 millones. El coste final ascendió a 294 millones. Tras varios intentos frustrados de explotación (albergó incluso una escudería de fórmula 1), Madridec admitió: “No logra la cuota de mercado que le correspondería, está en un lugar inconveniente y su mantenimiento es carísimo”.

El informe de la Intervención cifra en 213 millones la inversión realizada por Madridec (el resto habría corrido a cargo del Ayuntamiento), pero valora la infraestructura construida en 19,2 millones porque es “el valor neto registrado en el momento de la cesión”. El suelo, según estaba inscrito en los libros de contabilidad de la empresa, vale 28 millones.

“Si se vendiera, sería a precio de mercado”

El Ayuntamiento ha explicado a EL PAÍS que el informe de la Intervención “concilia el balance” de Madridec con la contabilidad municipal, “explicando de dónde viene la diferencia” entre el patrimonio que supuestamente debería recibir con el que realmente le llega. Según fuentes del área de Hacienda, esa diferencia “proviene, en líneas generales, de un tratamiento contable diferente”.

Así, las pérdidas que refleja la Intervención por la quiebra de Madridec no serían “una minusvalía patrimonial propiamente dicha, sino minusvalía contable”.

Respecto a la revisión a la baja del valor de los inmuebles, se debe, según a estas fuentes, a que el Ayuntamiento está obligado legalmente a “contabilizar su precio de adquisición original y no el valor que viene recogido en el balance de la sociedad”. Hay que precisar sin embargo que la Caja Mágica, el Centro Acuático y el Centro de Convenciones no fueron adquiridos sino construidos directamente por Madridec.

Las fuentes municipales citadas aseguran, por su parte, que “si en un futuro alguno de estos inmuebles pudiera enajenarse, se valoraría a precios de mercado, y entonces afloraría la pérdida o el beneficio que corresponde”. Pero el Ayuntamiento ya tiene la tasación de mercado de al menos uno de ellos y es indicativa: el Centro Acuático vale 19 millones aunque, inacabado como está, ya ha costado 54,5 millones.

El Ayuntamiento niega que se haya producido “ninguna operación de cirugía financiera”. Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia ha detectado “incumplimientos de los principios contables” en la empresa pública.

Los magistrados anularon el año pasado el expediente de regulación de empleo aprobado en 2013 por Madridec, antes de su quiebra, al “desconfiar” de las cuentas aportadas por los responsables de la empresa. A su juicio, “no expresan su imagen real de la situación” y adolecen de “contradicciones sin resolver”. Según el tribunal, “el Ayuntamiento realizó una serie de operaciones de cesiones y adscripciones a Madridec de determinados bienes de propiedad municipal, registrándolos por los valores contables y no por los valores razonables”.

El concejal socialista Gabriel Calles asegura: “Si Madridec fuese una empresa privada, sus accionistas llevarían ante los tribunales por responsabilidad patrimonial al PP de Ana Botella, o de Alberto Ruiz-Gallardón. Esto no puede quedar en una reprimenda. Tienen que explicar por qué llevan años malvendiendo el patrimonio de los madrileños”, asegura el edil. El Grupo Municipal Socialista, que dirige Jaime Lissavetzky, “lleva meses exigiendo explicaciones. Ante este informe demoledor, deben asumir responsabilidades”, añade Calles.

 

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/01/20/madrid/1421790603_306893.html