Aguirre, el cuarto turno y los abogados de Atocha (Nueva Tribuna)

La candidatura a la alcaldía de Madrid se presenta reñida, y es un objetivo estratégico para la lideresa del PP. Es obvio que encuentra en la cabeza de lista de Ahora Madrid una adversaria muy potente. Esa es la razón por la que en una entrevista – posiblemente en dos, en la de la sexta y en la SER, a lo que parece – , se refirió a Manuela Carmena en estos términos: “La llamo jueza pero no es jueza, es del cuarto turno. Es abogada laboralista que estaba con los de Atocha, entonces miembros del Partido Comunista”. Lo que venía a querer decir es que fue nombrada jueza por el poder político como compensación al Partido Comunista por las muertes “de los de Atocha”, miembros del mismo.

No es necesario comentar la frase, la banalización del crimen del fascismo y la sugerencia clara de que Carmena utilizó en su provecho el asesinato de sus compañeros. Lo dice además cuando acaba de fallecer Lola González Ruiz y se ha realizado un homenaje multitudinario a su memoria por parte de gente que sí valora la dedicación y el trabajo colectivo de tantas y tantas personas que se dejaron la piel, sus sueños y su juventud en conseguir la democracia. El desprecio hacia “los de Atocha”, descalificados por ser comunistas, se une a la imputación de que la que se presenta como jueza ni lo es – porque no pasó una oposición, sino que fue designada por el poder político – ni es tampoco demócrata ya que militó en el Partido Comunista, una asociación ilícita de signo totalitario para la marquesa de Casa Valdés. El desprecio hacia la lucha antifranquista y la carencia del mínimo respeto democrático hacia unas personas que dieron su vida por la libertad de tantos otros, es la expresión perfecta del pensamiento reaccionario del PP. No está sola. Como ha recordado Alejandro Ruiz-Huerta,  su compañera de partido, María Dolores de Cospedal, suprimió en Castilla La Mancha el premio “Abogados de Atocha” que hoy felizmente organiza en su lugar la Unión Regional de CCOO de Castilla La Mancha, que por cierto premió a la jueza Manuela Carmena con el mismo hace dos años.

Leer artículo completo en: Nueva Tribuna

Anuncios

Un Comentario

  1. Maxi Novillo

    A esta gentuza no solo hay que echarlos de las instituciones, sino que tienen que terminar ante un tribunal de justicia por encubridores, cuando no colaboradores, de corruptos. Ellos mismos son la corrupción cuando usan y abusan de instituciones democráticas en las que no creen; cuando son parásitos de un Estado al que dicen combatir, y cuando enarbolan una ideología liberal prostituida por sus prácticas mafiosas. Son los restos del franquismo que algún día esta democracia tendrá que extirpar para evitar que acaben con ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s