La EMT ‘pasa’ del ‘Navibús’ (EL MUNDO)

  • Estimó que iba a ser deficitario pese a estar previsto como ingreso en su plan de viabilidad
  • El Ayuntamiento de Madrid le encargó el servicio a la empresa de los autobuses turísticos
  • UPyD considera que la adjudicación de la línea sin concurso previo ha sido «ilegal»
  • El Área de Las Artes justifica la excepción del procedimiento por su «interés público»

Pasajeros del 'Navibús' en las Navidades de 2009 a su paso...

Pasajeros del ‘Navibús’ en las Navidades de 2009 a su paso por la Gran Vía. ALBERTO DI LOLLI

MARTA BELVER

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) no ha prestado este año el servicio especial del ‘Navibús’, la ruta en autobús por la iluminación navideña de la capital, como en las tres últimas fiestas. En su lugar, el Área de las Artes del Ayuntamiento le ha encomendado la tarea a Madrid City Tour, la adjudicataria del transporte turístico oficial de la ciudad que recorre las calles del centro a diario, sin concurso público previo.

En las Navidades de 2013-2014 se subieron al ‘Navibús’ 48.000 personas. Abonaron por el billete entre 1,5 y dos euros, a excepción de los niños de hasta siete años, que viajaban gratis. Renfe, a su vez, pagó por colocar un anuncio en los vehículos descapotables con los que se realizaba este paseo urbano nocturno. «Parece un negocio rentable. Entonces, ¿por qué no ha seguido haciéndolo la EMT?».

La pregunta la planteó este lunes en la Comisión de las Artes Patricia García, concejal del Grupo Municipal de UPyD. Y la escueta respuesta que obtuvo por parte del Gobierno local es que la compañía pública había comunicado el pasado mes de noviembre que «no iba a a prestar el servicio», sin ninguna alusión a sus causas.

El ‘Navibús’, precisamente, figuraba en el Plan de Acción sobre el Futuro de la EMT aprobado el pasado mes de marzo por el Consejo de Administración de la empresa pública para tratar de garantizar su viabilidad. En dicho documento se contemplaban una serie de medidas con las que aumentar la caja de recaudación de la empresa, como la instalación de pantallas en los autobuses para la emisión de anuncios.

Y entre esas previsiones para espantar los ‘números rojos’, si bien en la categoría de «ingresos menos relevantes», estaba la ruta navideña. No se ofrecía el dato desglosado, pero por la gestión directa de espacios publicitarios en el interior de los vehículos de la red y el patrocinio de este servicio especial, la compañía públicahabía percibido el año pasado 100.000 euros (aparte iría el dinero de los billetes).

A preguntas de este periódico, en la EMT aclararon este lunes que no se ha encargado del ‘Navibús’ este año porque no tenía «ni las condiciones técnicas ni los recursos humanos» para poder hacerlo como en campañas anteriores. Además, un portavoz de la compañía explicó que en la memoria económica previa a su posible prestación que se hizo la conclusión fue que, «a priori, iba a ser deficitario».

Sin prestaciones adicionales

Así que el Ayuntamiento de Madrid decidió dejar directamente los paseos navideños en autobús en manos de Madrid City Tour (una UTE compuesta por Grupo Juliá y Alsa). Esta empresa gestiona el transporte turístico en la ciudad desde 2011 después de ganar la concesión administrativa por una década. Cada año tiene que abonar en el Palacio de Cibeles un canon fijo, de tres millones de euros, y otro variable, correspondiente 6% de las ventas de billetes que realice.

Por asumir el ‘Navibús’, que no estaba incluido en las condiciones iniciales del acuerdo, no se le han pedido prestaciones económicas suplementarias a la compañía, según reconoció ayer Paloma de Frutos, coordinadora general del Área de las Artes. Esta autorización especial, tal y como señaló, se le ha otorgado ahora aplicando una de las disposiciones del pliego de prescripciones técnicas de la licitación que permite la ampliación del servicio «por motivos justificados y por causas de interés público previa autorización de la Administración».

La crítica del grupo ‘magenta’

Para UPyD la explicación demuestra «que el Ayuntamiento sigue haciendo con los contratos lo que le da la gana». «Esto es absolutamente ilegal: no se pueden utilizar cláusulas adicionales de un contrato para modificar su objeto, que en este caso es que Madrid City Tour debe cubrir sólo dos rutas turísticas definidas con unas paradas establecidas. Ahora, de repente, se cambian las reglas de concurrencia con un contrato ya adjudicado y, por el mismo precio, se le ha dado una línea más», apunta Patricia García.

La concejal ‘magenta’ considera que se tenía que haber sacado a concurso el Navibús y cree que el Área de las Artes se ha apoyado para no hacerlo en una disposición «un tanto ambigua». Aun así, considera que «el servicio turístico es muy interesante, pero no imprescindible para el funcionamiento de la ciudad», con lo que, a su juicio, la explicación oficial demuestra que «han mentido una vez más».

En el aire queda planeando la duda de si a esta empresa privada le convenía asumir de buen grado un servicio que no tenía obligación de prestar y que según el estudio previo de la EMT no iba a resultar rentable. Esto en el día en el que la oposición pedirá explicaciones por el fracaso del Plan de Acción de Futuro de la compañía de transporte que no evitó que el Ayuntamiento de Madrid tuviera que inyectarle 22 millones de euros a finales del año pasado para que no cerrara en números rojos.

http://www.elmundo.es/madrid/2015/01/20/54bd745de2704eba358b4580.html

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s